Viento, de Martín Chirino, e industria.

Nací del conocimiento profundo de las técnicas de la forja y la fundición, de la experimentación autodidacta del modelado en barro y la talla en madera. Martín se inició en la práctica escultórica trabajando con su padre en un astillero de su isla, en Las Palmas de Gran Canaria. Me talló en madera primero, me fundió en bronce después. Soy turbina de aire, evocación de otras de las grandes máquinas, de las grandes espirales de viento.

Yo, “Viento”, soy creación artística del Hombre de la Industria.


Memorias de la pieza “Viento” de Martín Chirino (1972). Relatos de la Industria © Eiffel Lab. 2015. Foto: Arte español del siglo XX de la colección BBVA. Comisario: Francisco Calvo Serraller. Sala de exposiciones del convento de Santa Inés. Nº inventario: E00086.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *